Ada Colau presenta Barcelona Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021

El año de la capitalidad incluirá el desarrollo de más de 90 proyectos y políticas de fomento de la alimentación sostenible y una programación que se extenderá inicios de año hasta diciembre.

El próximo año Barcelona será la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible y desarrollará más de noventa proyectos y políticas activas para promover hábitos saludables entre la ciudadanía y para potenciar un cambio en el modelo de producción de alimentos. También habrá un amplio programa de eventos que se cerrará, en otoño, con la celebración del séptimo Foro Global del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha presentado el 2 de diciembre la Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021, un proyecto que irá más allá de los límites de la ciudad para llegar a toda la región metropolitana con el objetivo de proyectarse al mundo como uno de los grandes polos globales de impulso a la alimentación sostenible. La ciudad recoge así el testigo de Milán, sede de la primera Cumbre Global de Ciudades para la Alimentación Sostenible 2015, y de Valencia, capital de la Alimentación Sostenible en 2017.

En el acto también participan la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, vía telemática, y la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Teresa Jordà. Asisten también la concejala de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interno y Hacienda, Montserrat Ballarín, la concejala de Salud, Envejecimiento y Cuidados, Gemma Tarafa, y el comisionado de Economía Social, Desarrollo Local y Política Alimentaria, Álvaro Porro.

En el foro participarán más de doscientas ciudades de todo el mundo que debatirán y compartirán visiones y experiencias de políticas alimentarias urbanas, con el objetivo de acordar una serie de compromisos políticos globales concretos para construir un modelo alimentario sano, justo y sostenible e impulsar el acceso a alimentos saludables actuando contra el hambre y la malnutrición.

El encuentro se convertirá, además, en un altavoz para las ciudades de cara a la histórica Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático de Glasgow, que se tiene que celebrar en el 2021 y reivindicará el papel de los municipios, como administraciones más próximas, con respecto a la necesidad de transitar hacia una alimentación sostenible. No en vano, se estima que el conjunto del sistema agroalimentario actual es responsable de entre el 21 % y el 37 % de las emisiones globales de efecto invernadero.

Un programa diverso

Entre el 19 y el 21 de Octubre de 2021, Barcelona acogerá el Séptimo Foro Global del Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán, cuyo tema central pivotará específicamente sobre el nexo entre alimentación y emergencia climática.

En el programa de actividades previstas durante el año de la capitalidad destaca la celebración de la Semana de la Alimentación Sostenible, en el mes de octubre, que se dirigirá a la ciudadanía, el Congreso Europeo de Agroecología, en junio, o el Grupo Estatal de Huertos Urbanos, en otoño.

También se introducirá la perspectiva de la alimentación sostenible en acontecimientos alimentarios que ya tienen tradición en la ciudad, como el Mercado de Mercados, BioCultura, el Festival de Sopas del Mundo, la BCN Food Week Design o acontecimientos culturales como las Fiestas de La Mercè o la Bienal de Ciencia del 2021.

Objetivos de la capitalidad

La ciudad quiere aprovechar esta oportunidad para dar un salto de escala en la vida cotidiana de la ciudadanía en cuanto a la alimentación sostenible, trabajar para que la capital alimentaria comporte una evolución en los hábitos de consumo de los barceloneses y barcelonesas y progresar decididamente en cuatro grandes objetivos:

  • Avanzar en la concienciación de la ciudadanía sobre la necesidad de introducir una dieta más saludable y sostenible en el día a día y facilitar el acceso a todos los grupos sociales.
  • Generar más oportunidades económicas para los sectores de proximidad, con el impulso de la producción agraria ecológica y local y con la promoción de la agricultura urbana y la protección de la periurbana.
  • Conseguir un cambio real en el modelo alimentario y de distribución que ayude a combatir la emergencia climática en la metrópoli de Barcelona.
  • Generar resiliencia ante los riesgos globales y las desigualdades sociales, en especial, ante las amenazas imprevistas.

Impulso de la Carta alimentaria

La Carta alimentaria de la región metropolitana de Barcelona es un instrumento impulsado por el Plan estratégico metropolitano en un proceso de tres años en que han participado más de cien actores del sector alimentario.

Por una parte, tiene que servir para impulsar y coordinar el desarrollo de políticas alimentarias en clave de región metropolitana, y, por la otra, debe facilitar la transición hacia un modelo de soberanía alimentaria y fortalecer la resiliencia de un sistema alimentario más justo, seguro, sostenible y saludable. Además, debe integrar la mirada metropolitana en las políticas alimentarias en general y también en el proyecto Barcelona, Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021, en particular.

Barcelona se adhirió a la carta en septiembre y ahora se promueve la adhesión de los municipios metropolitanos de cara al 2021.