Impulsar economías locales y sostenibles

Una dependienta de un puesto de mercado selecciona la fruta para ponerla en una bandeja.

El sector alimentario es una pieza principal de la economía catalana. El impulso de la alimentación sostenible, además de ser una apuesta por la salud de las personas y el planeta, es una gran oportunidad para impulsar las economías locales y sostenibles.

La ciudadanía de Barcelona está ampliamente predispuesta a respaldar las economías arraigadas en la alimentación sostenible. A través de la producción, la distribución y la venta de alimentos justos, sanos y sostenibles, se genera una oportunidad de beneficio económico para los agentes vehiculadores de la alimentación sostenible, especialmente para el campesinado local, el sector de la restauración sostenible o el pequeño comercio. Con sus prácticas agrarias y comerciales, refuerzan el equilibrio territorial, preservan el mosaico característico del paisaje agrícola, respetan la soberanía alimentaria de los países del sur global y contribuyen a combatir la emergencia climática.

El año de la capitalidad de la alimentación sostenible 2021 es también una oportunidad para visibilizar, regenerar y celebrar los vínculos de interconexión e interdependencia entre el campo y las ciudades.

  • Anterior
  • Siguiente

¿Qué queremos conseguir?

La capitalidad de la alimentación sostenible es una palanca para impulsar una transición alimentaria con la que se consiga fortalecer las economías locales sostenibles y mejorar la salud de las personas, así como la del conjunto del planeta.