Fomentar dietas saludables

Un niño pequeño sentado a la mesa delante de un bol con comida.

La alimentación es un factor clave en nuestra salud. Los alimentos son el recurso más potente para mejorar la salud humana y la sostenibilidad ecológica del planeta. Según los expertos, en las próximas décadas hay que duplicar el consumo de alimentos saludables y sostenibles, como frutas, verduras, legumbres, frutos secos y semillas, priorizando la producción ecológica y local. También hay que reducir significativamente los consumos de azúcares añadidos y grasas saturadas, así como la proteína animal (especialmente la carne roja), priorizando la carne que proviene de ganadería ecológica y extensiva.

Las dietas inadecuadas, basadas en comida rápida y en alimentos ultraprocesados, se han convertido en un peligro creciente para ciertos sectores de la sociedad. De hecho, en Barcelona, el 10 % de los niños y niñas de entre 3 y 4 años sufren obesidad infantil.

Ya sea por una dieta inadecuada o por la ingesta de tóxicos, la alimentación se vincula a un 70 % de las muertes por enfermedades crónicas no transmisibles (incluidas un 25 % de las formas de cáncer).

  • Siguiente

¿Qué queremos conseguir?

La capitalidad de la alimentación sostenible es una palanca para impulsar una transición alimentaria con la que se consiga fortalecer las economías locales sostenibles y mejorar la salud de las personas, así como la del conjunto del planeta.